¿Las baterías Start-Stop son la mejor alternativa del mercado? Si te has preguntado esto, de seguro habrás escuchado sobre los vehículos con tecnología Start-Stop y sus beneficios. En los últimos años se ha generado una mayor concientización sobre el uso excesivo del combustible y su impacto en el medio ambiente, lo que ha provocado que muchos fabricantes de automóviles incluyan un equipamiento tecnológico más amigable con el planeta.

Se presume que dentro de algunos años más del 90% de los vehículos incluirán este tipo de baterías en sus vehículos. Pero ¿qué es  eso de Start-Stop? ¿Por qué es conveniente para cuidar el medio ambiente? Esta y otras preguntas te las contestamos a continuación.

¿Qué es la tecnología Start-Stop?

Se trata de incorporar baterías más potentes y de mayor capacidad en vehículos equipados. Su función es garantizar que el motor reduzca su consumo de combustible cuando se desea encender, arrancar, frenar o apagar el vehículo.

Este tipo de baterías permite al motor de combustión detenerse cuando el vehículo se frene, lo que significa que el conductor no tiene que desconectar la función de encendido del coche para hacerlo; este se hará de forma automática cuando el vehículo se encuentre en una intercepción, una retención de semáforo o hasta cuando se estacione por varios segundos.

¿Lo mejor? Si luego es necesario arrancar el motor para seguir la marcha, la batería responderá con la misma potencia y sin malgastar combustible. Además, gracias a su mecanismo de arranque eficiente, también contribuye al cuidado del motor, lo que alargará su vida útil considerablemente.

¿Cómo funciona este sistema?

Provoca que el proceso de encendido y apagado del motor sea automático, de modo que es posible reducir la duración de ralentí del vehículo. Como las baterías se encargan de suministrar energía a todo el vehículo, las baterías Start-Stop se enfocan principalmente en disminuir el consumo de combustible y, en consecuencia, reducir las emisiones contaminantes que son muy comunes en coches con baterías convencionales.

Tipos de baterías Start-Stop

Pueden ser de dos tipos:

Batería AGM

Formulada con malla de fibra de vidrio (de material absorbente), este tipo de batería fue pensada para vehículos de gama alta de última generación. Son capaces de administrar cargas eléctricas muy duraderas, lo cual es ideal para modelos nuevos que requieren de una mayor capacidad de duración.

Batería EFB

Es la batería más común, puesto que se utiliza en vehículos de gama media y baja. Se trata de una batería húmeda (mejorada, por supuesto) que proporciona la cantidad de energía necesaria para vehículos que necesitan de una alta cantidad de potencia para arrancar.

Preguntas frecuentes

¿Cómo saber si mi coche tiene esta tecnología?

La única forma de saberlo es verificando las funciones del vehículo. Otra forma de hacerlo es verificando el tipo de batería que tiene el coche; si se trata de una batería Start-Stop, entonces significa que el vehículo viene equipado para utilizar esta tecnología sin problema.

¿Este tipo de batería es fácil de cambiar?

Sí, son fáciles de reemplazar siempre y cuando se tenga experiencia en ello. No obstante, el mecanismo de sustitución es un poco diferente, lo que puede ocasionar que haya problemas durante la instalación. Lo más recomendable es que acudas a un profesional cualificado para que realice la sustitución de la forma correcta. En Andaluza de Inyección podemos ayudarte en este tema.

¿Se puede recargar en casos de emergencia?

Si tu vehículo cuenta con esta tecnología solo podrá conectarse con otro modelo que esté equipado con el mismo tipo de batería.

Por otro lado, también debes tener en cuenta que la conexión de pinzas de las baterías Start-Stop es diferente. Por lo tanto lo mejor es que nos traigas tu coche para reemplazar la batería de forma correcta. Además, las baterías Start-Stop deben ser codificadas después de su sustitución, así que con más razón debes confiar solo en profesionales cualificados para ello.

¿Se puede instalar una batería Start-Stop en un coche convencional?

Desafortunadamente no. Solo los vehículos con tecnología Start-Stop han sido fabricados para alojar una batería con estas características, lo que significa que si deseas mejorar tu estilo de vida, primero debes adquirir un coche con sistema Start-Stop.

Baterías Bosch

 

Conclusiones

Las baterías convencionales quedarán en el olvido en algún punto, y si en tu ciudad ya se están popularizando la venta de vehículos con tecnología Start-Stop, no dudes en dar el paso. Este mecanismo tecnológico es ideal en zonas urbanas, y si te mueves por la ciudad con mucha frecuencia, contar con una batería de mayor capacidad y potencia será mucho más conveniente para ti (además que en el proceso contribuyes con el planeta y te ahorras un poco de dinero en combustible).