¿Sabes cómo alargar la batería del coche durante el invierno? Si tu respuesta es negativa, aquí te contamos cómo preservar la vida útil de la batería en las épocas de frío sin muchas complicaciones. 

El cuidado de las baterías suele ser tedioso cuando las temperaturas bajas están por llegar, en especial durante la noche. La batería de un coche es una de las piezas más importantes, por lo que es necesario ser muy meticuloso a la hora de resguardar el coche y demás actividades que realices. Por ese motivo a continuación te contamos por qué la batería se descarga con el frío y qué cosas puedes hacer para alargar su duración cuando las temperaturas bajan. 

Por qué la batería se descarga con el frío

Los cambios de temperatura bruscos provocan un aumento de velocidad de descarga en la batería. El frío reduce considerablemente las reacciones químicas que se generan por dentro de la batería, lo que disminuye su capacidad de almacenamiento de carga. Además, cuando el motor del vehículo se encuentra frío (o congelado), el aceite se torna pegajoso y en consecuencia la batería demanda más potencia de lo normal. 

Por tanto, sin importar el tipo de batería que tenga tu coche (incluso las de ácido de plomo que duran entre 4 a 5 años), la exposición a temperaturas bajas reducirá su vida útil. A su vez, también hay que tomar en cuenta que ciertas acciones que realices pueden perjudicar el funcionamiento de la batería, como te contaremos a continuación. 

Cómo alargar batería del coche

A pesar de que las temperaturas frías puedan perjudicar la vida útil de la batería, hay algunos trucos que puedes aplicar para alargar su duración y evitar cualquier accidente:

  • Enciende el motor del coche y luego el sistema eléctrico del coche, no al revés. De esa forma los componentes eléctricos del vehículo tendrán el tiempo necesario para arrancar mientras el motor se calienta. 
  • No uses un arrancador de coche y cableado que no sean compatibles con el fabricante del coche. 
  • Comprueba el nivel de carga que tiene la batería antes de encender el vehículo, de esa forma sabrás si debes recargar (o no) la batería. 
  • Resguarda el vehículo en un garaje cerrado en caso de que haya una nevada o que las temperaturas se reduzcan demasiado. Si no cuentas con un garaje, utiliza una manta térmica (o forro) que proteja el coche de la nieve y el frío, y si es posible, desconecta la batería del vehículo durante la noche. 
  • No dejes de usar el coche por mucho tiempo. La inactividad puede desgastar la carga útil de la batería, sobre todo si no se recargó durante el tiempo en que no se utilizó el coche. Por ello, en la medida de lo posible, enciende el motor una vez por semana para evitar que se consuma la energía. 
  • Mantén los bornes limpios y en buen estado, es decir, que no estén desgastados o corroídos de alguna forma. Si los bornes están dañados será imposible que tu coche se conecte con la batería, por lo que deberás cuidar que estos estén en perfecto estado para que la electricidad fluya sin problemas. 
  • Si tu coche es viejo y no cuentas con una batería hermética, deberás comprobar el nivel del electrolito para saber si hace falta añadir agua destilada o no. 
  • Tomate un minuto antes de arrancar tu coche, porque si enciendes el vehículo y de inmediato lo pones en marcha, no le darás oportunidad al motor de calentar, y esto afectará significativamente el uso de energía de la batería. 

Si ya es muy tarde para aplicar estos trucos sobre batería de tu coche, puedes optar por comprar una batería nueva. Solo asegúrate de adquirir un modelo que sea del mismo fabricante para evitar problemas de contacto. Y en caso de que no sepas cómo instalarla, contacta con nosotros.

Conclusión

¡Así de fácil puede ser cuidar la batería de tu coche! El mantenimiento que hay que tener para alargar la duración de una batería no es difícil, y lo mejor de todo es que puedes aplicar alguno de los consejos también en verano, cuando las temperaturas son altas y de igual forma tu batería puede sufrir. 

Por lo tanto, si deseas que tu batería no se vea afectada por la llegada del invierno, entonces pon a prueba los consejos que te hemos dado. Te aseguramos que notarás la diferencia y podrás disfrutar de la vida útil de la batería de tu coche sin importar que se trate de un modelo nuevo o viejo.