En un motor el sistema de distribución es una de las partes más importantes por encargarse de sincronizar la apertura y el cierre de las válvulas, un proceso que facilita la combustión y pone en marcha el coche. No obstante, en este mecanismo hay una pieza sumamente importante conocida como correa de distribución.

¿Qué es una correa de distribución y cuál es su función?

Una correa de distribución es una pieza que forma parte del motor y cuya función es transferir energía mecánica desde un engranaje a otro. Se trata de una correa de caucho, nylon o goma, la cual incluye un estriado en la cara interna que ayuda a acoplar las poleas.

Las correas de distribución permiten que el roce entre poleas sea silencioso y suave. Además, debido a su bajo coste, son fáciles de mantener (a menos que la correa pierda tensión o presente alguna anomalía).

Consideraciones para cuidar la correa de distribución

Sin importar el vehículo que tengas, cuidar de la correa de distribución te permitirá disfrutar de muchos kilómetros sin preocuparte por cambiarla o incluso correr el riesgo de comprometer el motor. Es por ello que debes tener en cuenta los siguientes consejos para potenciar su durabilidad y evitar que se averíe.

¿Cuánto dura una correa de distribución?

La duración de una correa de distribución puede variar de acuerdo al fabricante, a los kilómetros que hagas con ella o al tiempo que hace desde que fue colocada en tu vehículo.

En caso de que la correa presente alguna señal de estar desgastada, es probable que tengas que cambiarla pronto. Por ejemplo, si la correa tiene partes decoloradas, con algunas grietas o hasta notas un desgaste general, es un indicio de que su vida útil está llegando a su fin.

¿Cuándo hay que cambiar la correa de distribución?

Las correas de distribución por normal general no necesitan ser revisadas, porque en muchas ocasiones pueden estar bien físicamente y aun así romperse porque su vida útil ha llegado a su fin. Las que sí deben revisarse son las correas de servicio.

Se recomienda reemplazar la correa de distribución cuando se alcancen los kilómetros que el fabricante indique. Este será un indicador de que la correa ha perdido propiedades luego de su uso constante, por lo que a partir de ese punto debes verificar su estado.

¿Se debe tensar la correa de distribución?

Sí, para que la correa haga su función debe estar tensada. La forma de identificar si la tensión ha disminuido es encender el vehículo y escuchar si hay un ruido. Si escuchas un ruido rítmico que antes no estaba es probable que se haya aflojado algún tensor.

¿Es obligatorio verificar el estado de la bomba de agua?

Sí, puesto que la correa de distribución se puede ver afectada por un fallo en la bomba de agua. Ten en cuenta que esto solo es válido para vehículos donde la bomba de agua vaya accionada por distribución.

Si sospechas que la bomba de agua tiene alguna avería, ya sea por una fuga de refrigerante o cualquier otra, lo mejor es que nos traigas tu vehículo para revisarlo y te indiquemos cuál es el fallo.

¿Son caras?

Dependiendo del fabricante de tu coche el precio de la correa de distribución puede variar. No obstante, si tomas en cuenta que es una pieza importante y que se puede preservar en buenas condiciones con mantenimiento, su valor no es elevado.