Los vehículos actuales tienen un promedio de más de 50 mil piezas. Si bien todas son importantes para su funcionamiento, hay ciertos elementos que se deben revisar con regularidad si se desea seguir viajando en medias y largas distancias o, incluso, aunque se utilice el vehículo exclusivamente en tramos cortos en ciudad. Además, te evitarás gastos inesperados en reparación de coches.

En este nuevo artículo de blog, te contamos cuáles son los elementos de tu vehículo que debes verificar con regularidad. Y recuerda, que siempre tendrás servicios en Andaluza de Inyección que te ayudaran.

1. Nivel de aceite

El rendimiento de tu coche depende en gran medida de su nivel de aceite. Cada fabricante tiene sus propias recomendaciones para verificarlo, pero en la mayoría de casos es necesario hacerlo en una superficie plana y cuando el motor está frío, a fin de evitar una falsa lectura de la varilla de medición.

Sin lubricación, la fricción se acumularía y haría que las partes móviles se desgasten con mayor rapidez. Hacer funcionar un coche sin el nivel de aceite adecuado sería catastrófico para el motor y sistema de transmisión. Las partes importantes presentarían fallos, lo que te obligaría a desembolsar importantes sumas de dinero en reparaciones, y en el peor de los casos tendrías que reemplazar todo el motor.

Cambiar el aceite del motor es un procedimiento rápido y sencillo. Si te encuentras en Sevilla, puedes hacerlo en Andaluza de Inyección.

2. Presión de los neumáticos

Si los neumáticos no están en un correcto estado de presión, pueden reventar mientras conduces y provocar alguna situación indeseada. También pueden dejarte tirado a mitad de camino y afectar la eficiencia del combustible. Por estas y otras razones, es de gran utilidad controlar el estado de los neumáticos regularmente.

Recordamos, que aunque los vehículos más modernos tienen indicadores y testigos que nos alertan de la falta de presión en las ruedas, estos no dejan de ser mecanismos electrónicos que pueden llegar a fallar.

Puedes acudir a tu taller mecánico de confianza para medir la presión de tus neumáticos, o bien puedes adquirir un medidor especial. Esta herramienta, además de ser asequible y fácil de usar, puede prevenir un pinchazo u otro contratiempo. No olvides revisar los cuatro neumáticos por lo menos una vez al mes.

3. Los frenos

Entre todos los sistemas de seguridad incorporados en el coche, los frenos son los más decisivos para evitar accidentes. El problema es que no muchos conductores saben detectar problemas en los componentes mecánicos, electrónicos e hidráulicos que conforman el sistema de frenos. Esto ocasiona que se pasen por alto ciertas anomalías o signos de desgaste.

Pedales duros al tacto, ruidos, vibraciones, presencia de óxido en los discos de freno o la necesidad de más distancia de frenado a la hora de detener el coche, son solo algunos síntomas de que el sistema de frenos no está respondiendo como debería, por lo que hace falta una revisión en el taller.

Acude con regularidad a tu taller de reparación de coches más cercano para revisar tu sistema de frenos. Un buen mantenimiento es la clave para evitar averías graves.

4. Líquido de la dirección asistida

Conducir un automóvil sin dirección asistida no es nada divertido. Este sistema es responsable de transmitir a las ruedas las maniobras que realizas con el volante. ¿Cómo lo hace? A través de un aceite que genera energía hidráulica y facilita cambios de trayectoria progresivos, rápidos y seguros.

Dada la importancia de la dirección asistida, es fundamental que el líquido se encuentre en condiciones óptimas, de lo contrario necesitarás hacer más esfuerzo para trasladarte. Aunque el líquido de dirección asistida se sustituye cada uno o dos años, es recomendable comprobar que el aceite no esté oscurecido, huela a quemado ni genere ruidos al maniobrar.

5. Refrigerante

El funcionamiento del motor produce calor. Es por ello que el refrigerante resulte vital para que el motor se mantenga frío y dentro de las temperaturas de funcionamiento adecuadas. Por lo tanto, siempre debes verificar el nivel de líquido refrigerante del motor, para evitar sobrecalentamiento, fugas y otras averías.

Al cabo de un tiempo, el líquido refrigerante suele perder su capacidad para regular la temperatura. Se estima que el líquido tiene una vida útil de dos años y un recorrido máximo de 40 mil km. Sin embargo, debes realizar revisiones periódicas cada 10 mil km para prevenir suciedad o posibles fugas.

6. Filtro de aire

Buena parte de las consultas sobre reparación de coches que recibimos en Andaluza de Inyección tienen que ver con el filtro del aire. Esta pieza es bastante sencilla y económica, pero cumple una función esencial, pues mantiene al motor libre de suciedad y contaminación provenientes del aire exterior.

Los filtros de aire están compuestos por celulosa, espumas y algodón prensado, dentro de un marco de silicona. Tienen forma rectangular y están doblados como un acordeón. Si no se cambia a tiempo, dejará de filtrar las partículas correctamente, lo que podría generar un mayor consumo de combustible y una menor vida útil del motor. Todo ello sin contar el aumento de emisiones.

7. Luces

Por último, resulta imprescindible que revises las luces del coche frecuentemente. Todas ellas. Además de evitar posibles accidentes de tránsito, también te salvarás de una multa. Asegúrate de que las luces de freno, intermitentes, las de marcha atrás, los faros delanteros, etc. funcionen correctamente, para que el resto de conductores y transeúntes sepan qué es lo que vas a hacer y tomen sus precauciones.

No necesitas grandes conocimientos de mecánica para hacer una revisión rutinaria de tus luces. Lo mejor que puedes hacer es regular siempre la altura de los faros (para una mejor visibilidad), limpiar la suciedad acumulada con agua y jabón y reemplazar las luces con cierta regularidad.

Para una revisión más exhaustiva de estos y otros componentes de tu coche, puedes acudir a Andaluza de Inyección. Nuestros servicios de revisión y servicio de pre-ITV del vehículo están disponibles en la web para que puedas solicitar tu presupuesto. Te animamos a ponerte en contacto con nuestro taller mecánico, encontrarás un equipo de especialistas muy dispuesto a ayudarte.