Sensores de coche ¿Quieres saber qué sensores vigilan al comportamiento del automóvil? ¿Quieres ver un video de nuestro software de diagnóstico?…

Los sensores de un vehículo son los encargados de trasformar cualquier magnitud física en una señal eléctrica, para que la unidad electrónica pueda saber el comportamiento del vehículo en cualquier momento.

Los sensores se pueden dividir en diferentes familias: De motor y trasmisión, de confort y de seguridad. Estos últimos cumplen una función muy importante, por lo que es imprescindible evaluar bien su diagnóstico para no cambiarlo por error, ya que supone un coste muy elevado y una vez montado en el vehículo para fines de pruebas no se pueden devolver. Esto último es una información realmente importante y  que todo conductor debería conocer.  Cuando hagan una diagnosis de tu vehículo, si esta no se realiza con la tecnología adecuada y el personal perfectamente formado tendrás dos consecuencias inmediatas. La primera será que tendrás que asumir gastos innecesarios y la segunda que el coste de la reparación será superior.

A continuación paso a detallar los diferentes sensores y una pequeña explicación de su comportamiento en el automóvil.

  • Sensores de revoluciones de motor y caja de cambios. Son los encargados de enviar a la unidad de control del motor y de la caja de velocidades las revoluciones con las que el coche se mueve. Estos son de vital importancia, en el defecto de su señal el coche no arrancaría. También son los encargados de mostrarnos en el cuadro de información del coche las revoluciones.
  • Sensores de presión de aire y combustible. Estos miden la presión a los que estén sometidos. Los del circuito de combustible miden la presión del mismo y los del circuito de aire se encargan de medir la presión del aire. Estas medidas son muy importantes, porque informan a la unidad electrónica de que presión existe en el sistema para poder trabajar de forma controlada. Cuando tenemos un comportamiento anómalo de estos sensores el coche entraría en un modo de estrategia que consistiría en no superar una velocidad programada, para no dañar el motor. Pero cabe destacar que el vehículo por lo general sigue funcionando.
  • Sensores de posición. Están encargados de suministrar a la unidad la información puntual de algo, por ejemplo, cuando pisamos el acelerador, tenemos un sensor (que sustituye al antiguo cable) y que se encarga de informar la posición en porcentaje de cuanto estamos pisando el pedal y, así la unidad electrónica sabe cómo comportarse para dar más potencia al coche. Al igual que los anteriores, no proceden a parar el motor en condiciones anómalas, lo que ocurre es que el coche se queda en modo de avería programada para funcionar con su sistema de emergencia.
  • Sensores de anticontaminación. Estos sensores son cada vez más inteligentes, informan de cómo es en cada instante de segundo la mezcla en el motor y, pueden saber en cualquier momento si el vehículo está contaminando. Dado este caso, será informado al conductor con un testigo de avería en el cuadro de mandos, en ocasiones el motor perdería prestaciones y, al igual que en los dos casos anteriores entran en marcha de emergencia.
  • Sensores de seguridad. Cada vez tenemos más presencia tecnológica en los coches que debe ser controlada. Pongamos un ejemplo: cuando empieza a llover o cuando oscurece, el coche lo detecta y enciende los limpia parabrisas o conecta las luces, sin tan siquiera presionar un botón, “lo hacen ellos mismos de forma automática”. Cuando estos sistemas se averían, el coche sigue funcionando igual, pero proceden a desconectar los llamados sistemas inteligentes y, a la vez informan al conductor de que su sistema tiene una avería con lo cual debemos conectar manualmente las luces o los limpias. Es imprescindible saber que, he mencionado un ejemplo de sistemas secundarios. Si se avería un sensor del control de estabilidad o de frenos, por supuesto que nuestro vehículo va a frenar con su sistema de frenos convencional, con esto quiero decir que, no nos quedaremos sin frenos, pero no tendríamos seguridad en caso de emergencia en la frenada, ni cuando la lluvia intensa aparezca.

 

Por último, si necesitas que te ampliemos alguno de los puntos tratados no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de atender tu consulta. Te esperamos.

 

andaluza de inyeccion, tu taller de confianza