¡LA SONDA LAMBDA!

¿OS GUSTARÍA SABER CÓMO FUNCIONA ESTE ELEMENTO Y QUÉ HACE EN VUESTROS VEHÍCULOS?

En primer lugar me gustaría explicar qué objetivo tiene la sonda lambda y cuáles son sus peculiaridades en el automóvil. Este elemento, que está instalado en el escape, es el encargado de medir el oxígeno que hay en los gases de escape. En función de los resultados de la medición, la sonda emite una señal hacia la centralita de motor, la cual se encarga de activar los inyectores en un tiempo determinado para que éstos suministren la gasolina al motor.

¿Qué ocurre si esta sonda está midiendo incorrectamente?

Con una medición incorrecta de la sonda se emite una señal distorsionada, que produce un comportamiento irregular en la centralita del motor. Como consecuencia, la centralita comenzará a activar los inyectores con un tiempo inadecuado, provocando que se inyecte más combustible del necesario y disparando el consumo del vehículo.

¿Cómo podemos estar seguros de que nuestra Sonda Lambda trabaja bien?

En la mayoría de las ocasiones, ésta no registra ningún código de avería, ni se enciende ningún testigo en el coche que nos avise del mal funcionamiento. La única forma que tenemos para ver el correcto funcionamiento de la sonda es midiéndola con un osciloscopio, tal y como hemos comentado en otros Post. Se trata de un aparato que mide el oscilograma de la señal que la sonda envía, así podemos ver si está trabajando lenta, o si trabaja bien y en su tiempo establecido.

¿Sólo con un Osciloscopio podemos saber si la Sonda Lambda está trabajando bien?

No. Tenemos que saber, en función del vehículo y de la sonda que lleve montada, cuáles son sus parámetros y cuál es la señal que debe emitir. Esta tarea es complicada, y requiere formación continua y actualizada para poder comprobar si el funcionamiento de la Sonda Lambda es correcto.

¡Nuestro consejo especializado!

Una Sonda Lambda que funciona a la perfección te puede ahorrar hasta un 15% de tu gasto en combustible. Es el núcleo del sistema de control de emisiones, garantiza automáticamente el cumplimiento con los límites de emisiones e impide que se produzcan daños en el catalizador. Te recomendamos que uno de nuestros especialistas compruebe el sensor lambda de tu vehículo al menos cada 30.000 Km. ¡Con Andaluza de Inyección estás en buenas manos! Nuestro personal tiene la experiencia y formación necesaria para poder realizar esta revisión.