En este artículo me gustaría contaros por qué se produce el humo negro cuando aceleramos nuestro vehículo con motor diésel y de qué forma podemos eliminarlo.

Este efecto podría hacer que tu coche no pase la ITV.

El origen de la nube de humo negro es el siguiente:

El 90% de los coches con motores diésel  se compran para ser usados en ciudad, lo cual es un error bastante importante.  Estos coches llevan varios sistemas anticontaminantes, la mayoría de ellos necesitan una serie de condiciones para que trabajen, como: revoluciones, temperatura, distancia etc… Si estas condiciones no se dan, los sistemas anticontaminantes tienden a averiarse con más frecuencia por la misma carbonilla que desprende el motor afectando negativamente a estos sistemas.

Simplemente utilizando el vehículo diésel el mayor tiempo por autovía, podríamos evitar estos problemas, de esta manera se regeneraran pasivamente y no se provocará la obstrucción de su parte mecánica.

Este es un tema que los usuarios de coches desconocemos ya que los vendedores no nos lo explican cuándo vamos a adquirir un coche en el concesionario.

Os daré un consejo para no tener una ITV desfavorable, sobre todo para los vehículos que estén obligados a pasarla anualmente:

Debemos llevar nuestro vehículo a unas revoluciones relativamente altas cuando circulemos por ciudad. Esto ayudará a la regeneración de los componentes y también a eliminar la carbonilla acumulada en las paredes del escape con cada trayecto.

Esto es algo que todo conductor cree que no es bueno para el vehículo, pero es todo lo contrario. Deberíamos tomarlo como hábito porque le vendrá mucho mejor al motor en todos los sentidos.

Si necesitáis alguna aclaración sobre  el contenido del post estaremos encantados de atenderos en nuestro taller.

Juan María Martín (Gerente del Taller)