El conducir en días de lluvia presenta más dificultades que hacerlo en días en los que no llueve. El suelo se encuentra resbaladizo, la visibilidad no es óptima y el agua puede causar más de un problema. Por eso es importante poner nuestro coche a punto para enfrentar las vicisitudes del clima.

Si hay una fuerte tormenta, y si está dentro de tus posibilidades, lo mejor es retrasar la salida, parar tu viaje, resguardarte y esperar que pase un poco. Pero si tienes que salir a toda costa, hay cosas que debes prever para tener tu coche a punto y mejorar las condiciones de conducción.

 

Revisa los neumáticos

La profundidad del dibujo de las cubiertas debe ser de 1,6 y la presión tiene que ser óptima para que las ruedas se adhieran bien al asfalto mojado.

En lo posible, intenta seguir las huellas del coche de adelante, porque a su paso irá secando un poco el pavimento y tu coche se adherirá mejor al suelo.

 

Comprueba los faros y utiliza las luces correctas

En primer lugar, asegúrate de que todos tus faros funcionan correctamente. Revisa no sólo que enciendan, sino que las cubiertas de los faros no se hayan desgastado durante el verano, porque podría causar distorsión en la visión. Es importante no sólo que tú puedas ver, sino también que te vean, por eso son imprescindibles todas las luces: delanteras, traseras y de giro.

Los días de lluvia suelen ser oscuros. El agua produce reflejos, y si llueve copiosamente se dificulta la visibilidad. Utiliza los intermitentes y las antiniebla traseras.

 

Haz el control de los frenos

Con la calzada mojada la distancia de frenado debe ser superior. Es decir, debes comenzar a frenar antes, tanto porque no se ve bien y no sabes cuándo frenará el de adelante, como porque el suelo se encuentra resbaladizo.

Revisa las pastillas y discos de freno cada seis meses, y el líquido de frenos cada dos años.

 

Revisa tu sistema de alineación y balanceo

Este punto es muy importante para mantener el equilibrio del vehículo y asegurarse su adherencia en línea recta. También es importante por las vibraciones que provocan las fuerzas centrífugas de las ruedas.

 

Asegúrate de tener amortiguadores óptimos

Esta es otra de las partes que hay que revisar a menudo, puesto que los amortiguadores dan estabilidad al vehículo y también al frenado. Los amortiguadores en malas condiciones hacen que la distancia de frenado sea aún más larga.

 

Climatización

El aire acondicionado se utiliza mucho durante los meses de verano. Pero cuando no hace calor conviene revisarlo y cargarlo, ya que evita que el vehículo se empañe en ocasiones en las que tenemos todo cerrado, porque reduce la humedad en el interior del habitáculo.

 

Escobillas y parabrisas

Las escobillas que quitan las gotas y el agua del parabrisas deben estar en buen estado y funcionar correctamente. Además, su función se ve afectada si el vidrio tiene problemas de suciedad o rayones ya que no les permite deslizarse correctamente.

 

Limpieza

Mantén limpios cristales y espejos para poder ver bien.

 

Que tu conducción y reflejos también funcionen al 100%

Algunos consejos para la buena conducción también son importantes para los días de lluvia:

Señaliza correctamente. Utiliza las luces para señalizar toda maniobra que vayas a hacer. Recuerda que la visibilidad es mala y otros conductores podrían chocar contigo desde atrás por no verte.

Conducir suave y con precaución. Recuerda que debes frenar con cuidado para evitar resbalones. Mantén las manos firmes en el volante para no contribuir al balanceo del coche. Y, sobre todo: ¡no corras!

No pises los charcos. Pueden ser engañosos y parecer poco profundos. Además, el coche puede perder estabilidad porque la adherencia de las ruedas no es la mejor.

Aumenta la distancia de seguridad. Esta distancia corresponde a la que debes mantener con el coche de delante por si frena de golpe, para que te dé tiempo a frenar a ti también. Recuerda que con la calzada mojada la distancia de seguridad debe ser del doble que con calzada seca.

Si necesitas ayuda profesional para poner tu coche a punto ante cualquier día de lluvia, no dudes en contactar con nosotros.